fbpx

22 de abril, 2020

Por

 elchemachow

«El hijo de la tecnología» by René Magritte 2020

Estamos frente a un lienzo, mide 116 cm de alto x 89 de ancho, el óleo terminado propone cinco planos de profundidad, en el segundo plano se encuentra un hombre vestido de negro parado en posición firme, sus brazos están extendidos, porta un sombrero que combina perfectamente con el traje que viste, una camisa blanca y corbata roja, en el tercer plano hay una pared de baja altura, se pueden contar únicamente siete ladrillos, dicha pared sirve de separación entre el hombre y la inmensidad del cuarto plano, el mar, un mar azul con tonos sombríos que deja a la imaginación la intensidad de su oleaje, por la sola presencia del sujeto de traje que cubre el paisaje, el quinto plano es el cielo, ocupa poco más de un tercio de la pintura, no es un cielo con tonos azulados como el mar pintado no, es un cielo más bien gris que sirve para opacar el resto del óleo, pero el misterio de toda la obra es el primer plano, es una manzana, una manzana verde metálico y de forma rectangular con tallo y tres hojas que tapan parcialmente el rostro del hombre, del mismo modo que él tapa al mar y al cielo. 

 

 

Algunos expertos en arte han afirmado que el significado de esta pieza está directamente conectado con el pecado  y la tentación eterna de la especie humana, un Adán moderno, el arte de esconder, un plano esconde algo del otro, todo lo que vemos es parcial y aguarda un misterio, como la vida misma, el rostro del hombre cubierto por el fruto verde rectangular corresponde a su autor René Magritte “El hijo de la tecnología 2020”.

 

Comparte esto

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Tal vez te interese…