fbpx

17 de enero, 2019

Por

 chematrix

¿Por qué unos odian el #10yearschallenge?

¿Por qué la gente odia el #10YearsChallenge? Parecería que la respuesta es obvia; pero requiere de cierto análisis y, sobre todo, de una mirada profunda a nuestro comportamiento en redes sociales.

Estoy seguro que si odias el #10YearsChallenge es porque no estás muy a gusto con tu figura actual y es altamente probable que tu silueta haya cambiado mucho con respecto a la que tenías hace una década. Pero la pregunta es: ¿Cambió para bien o para mal?

La respuesta está en el #10YearsChallenge, donde la personas que se suben a este tren del mame es porque creen que han cambiado para bien, mientras que los que no entran al juego… es porque su cambio no ha sido tan agradable a la vista como para tomar una foto.

Pueden existir personas a quienes realmente no les gane esa vanidad, tengan un grado de conciencia más elevado y no se suban al tren porque, definitivamente, no lo consideran relevante; pero ese tipo de personas son tan maduras y han logrado una estabilidad emocional tan fuerte que ni se preocupan por estar descalificando «las moditas pasajeras» en redes sociales. Es más… ni estarían leyendo esta entrada de blog.

Para los que sí se subieron al #10YearsChallenge

Sin embargo, para ellos no ha sido escrito esto. Estas líneas están dedicadas para aquellos que se subieron al tren del mame y que publicaron sus selfies. A quienes le entraron al reto más popular de este inicio de año, justo a ellos quiero felicitar. Quiero decirles que algo están haciendo bien, no porque se vean guapas o guapos… más bien porque se gustan a ustedes mismos y tienen la confianza de publicar una foto que los haga tomar un nuevo impulso para seguir construyendo su persona a manera de que, cuando venga el próximo #10YearChallenge, estén tan orgullosos de ustedes mismos como lo estuvieron en el último par de lustros.

Para los que no se subieron al #10YearsChallenge

Con respecto a los que no se subieron al tren, les diré que dejen de culpar a los demás por las decisiones que ustedes mismos tomaron con su propio puerco… ¡cuerpo, perdón! Y que aprovechen el impulso de inicio de año para comenzar a tomar mejores decisiones con su persona. Les dejo esta analogía para que piensen y decidan cuidarse y tratarse mejor. Si tuvieran un Ferrari, ¿no le pondrían gasolina de la barata verdad? No lo correrían por las calles con baches o, peor aún, no dejarían que se le dañara la carrocería o que cualquier persona se subiera en él.

Pues, ¿qué creen? Tienen algo más valioso e importante que un Ferrari… y me refiero a su cuerpo. ¡Cuídenlo y trátenlo como tal! Ya verán que antes de que se cumplan otros 10 años, ustedes mismos se verán en las fotos y hasta les darán ganas de subirlas a su red social favorita.

Aliméntense de «leetracks» y música pandilla. ¡Que les sea leve! Bye.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comparte esto

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Tal vez te interese…