fbpx

19 de noviembre, 2020

Por

 elchemachow

Robar una idea, es un mal chiste

Cualquiera quiere gobernar al mundo, pero en realidad no lo quiere, solo quiere tener poder sobre su entorno y conforme vaya avanzando, así vaya avanzando su poder.

La ambición es el combustible barato que alimenta nuestras almas frágiles, el amor no es caro, es valioso, y lo valioso es trabajoso, y nosotros somos muy holgazanes.

La belleza es un engaño simétrico, un olor delicioso que se impregna de manera prolongada con la ayuda de la orina de un gato.

El reconocimiento es tan necesario para el farsante, como la fama para el poco talentoso.

El esfuerzo intelectual para copiar, imitar o parafrasear ideas ajenas es tanto, que estoy seguro que si se invirtiera en crear o hacer copias de mayor calidad, nadie discutiría por la adjudicación de la idea y más se animarían a explorar sus propios límites.

No crean que no me doy cuenta de sus fraudes y de sus robos, bien lo dijo Picasso: “Roba como un artista”, pero ni la sensibilidad de un artista y mucho menos el sigilo de un ladrón les observo.

Cualquiera quiere ser inteligente y sabio, pocos invierten y ponen sus energías en ello, porque serlo es costoso, y parecerlo es barato, aunque al final vivir de la apariencia resulta ser más costoso, y nadie está hablando aquí de dinero, porque los que hablan de dinero solo son los que son muy pobres de espíritu.

Un gusto decirte lo que en realidad pienso querido blog.

Atte.

Chema Chow

The Comedian

Comparte esto

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Tal vez te interese…